julio 07, 2020
�ltima actualizaci�n Junio 1, 2020




BLOG DEL DIRECTOR


Eleva tu estado de consciencia para empezar a sanar.

La Meditación pilar para el éxito

Conciencia del bien: YO SOY

Entendida la conciencia como el talento, inteligencia, capacidad o aspecto psicol�gico del darse cuenta uno, independientemente de su actividad mental, ante todo, de s� mismo, se hace evidente que el primer paso que debemos dar en todo nuestro trabajo personal por el desarrollo de la conciencia del bien es saber �QUI�N SOY YO?

En la definici�n ling��stica, el SER es la esencia o naturaleza, lo m�s importante, lo m�s puro, con el conjunto de caracter�sticas necesarias e imprescindibles para que ese algo o alguien sea lo que es, referido especialmente a las creaciones dotadas de vida.

El SER ha sido una inquietud filos�fica tanto de oriente (Lao-Tse, Wang Bi, Guo Xiang�) como de occidente (Parm�nides, Plat�n, Arist�teles, Heidegger�) consider�ndolo un algo trascendental, aquello que trasciende y rebasa todos los entes sin ser �l mismo un ente, es decir, sin que ning�n ente, por muy inmenso que sea o se presente, lo iguale. Dicho de otro modo: el SER desborda y supera dial�cticamente el mundo de las formas. En teor�a religiosa estar�amos hablando de DIOS.

Conciencia del bien: YO SOYEl fil�sofo y f�sico Mario Bunge (Buenos Aires, 1919), profesor de Filosof�a en la McGill University de Montreal, Canad�, y premio Pr�ncipe de Asturias en 1982, defiende la aplicaci�n del m�todo cient�fico al campo de la reflexi�n filos�fica para evitar lo que �l considera especulaciones incomprensibles con frases que no significan nada y que se consideran filosof�a. Como ejemplo pone a Martin Heidegger (1889, Messkirch - 1976, Friburgo de Brisgovia, Alemania) y su libro sobre El ser y el tiempo:

�Y qu� dice sobre el ser? "El ser es ello mismo". �Qu� significa? �Nada! Pero la gente como no lo entiende piensa que debe ser algo muy profundo. Vea c�mo define el tiempo: "Es la maduraci�n de la temporalidad". �Qu� significa eso? Las frases de Heidegger son las propias de un esquizofr�nico[1].

Yo, como estudioso del mundo cient�fico y del filos�fico, comparto ese punto de vista de encontrar un espacio de conocimiento que integre tanto lo cient�fico como lo filos�fico pero, adem�s, lo religioso y lo art�stico, porque de momento abarcan las formas de conocimiento racional y emocional que engloban nuestro SER.

Esta b�squeda de �qui�n soy yo? significa precisamente encontrar el SER de uno mismo. La experiencia directa del Yo Soy como Real Ser, �ntimo, Dios en m�, o como se quiera llamar. Y desde la perspectiva del conocimiento como lo entiendo yo (arte, filosof�a, ciencia y religi�n), no es ni una b�squeda racional ni una b�squeda emocional de alg�n tipo de cosa irreal, ni entelequia alguna, sino una b�squeda espiritual real entendiendo como espiritual la suma de todas esas caracter�sticas inmateriales m�s nobles que nos hacen sabernos seres vivos en la forma en que s�lo los humanos somos capaces de hacerlo sobre nosotros mismos. Lo espiritual ser�a como la quintaesencia del propio SER, una experiencia �ntima y personal, una especie de vivencia m�stica si se quiere ver as�, una comunicaci�n directa entre el ente que vivo mi vida diaria y el SER que soy en mi parte m�s divina, comunic�ndonos a trav�s de la intuici�n o el �xtasis.

Conciencia del bien: YO SOYPrecisamente, eso es lo que hace que en la Biblia encontremos a menudo la afirmaci�n de Dios como �Yo Soy�. Recordemos el muy conocido episodio de Mois�s y la zarza ardiente del monte Horeb:

Entonces Mois�s plante� a Dios esta pregunta: �Si voy a los israelitas y les digo "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros", y ellos me preguntan: "�Cu�l es su nombre?", �qu� les responder�?� Dios le dijo: �Yo soy el que soy� (Ex 3,13-14)

El vers�culo 14 nos ayuda a conocer el significado del nombre de Dios en hebreo con cuatro consonantes, el llamado tetragrama, yhwh, que lo pronunciaban, seg�n las versiones b�blicas, como Yahv� o Jehov�, asoci�ndolo al verbo hebreo hayah, que significa �ser�, �existir�. Por respeto al nombre sagrado los jud�os de la �poca no lo pronunciaron, sustituy�ndolo con �Adonay� que significa �Se�or�. Algunos autores hacen notar que el verbo hebreo hayah no designa una mera existencia sino una presencia viva y activa: Dios se revela como un Dios personal, (Dios de Abraham, Isaac, Jacob, Ex 3,6) continuamente presente en la historia junto al hombre. El nombre yhwh no es una definici�n filos�fica de la esencia divina, sino m�s bien una descripci�n de su actuar en el mundo a trav�s del ser humano, una ense�anza de que Dios est� en cada ser viviente, que cada uno de nosotros, de alguna manera, tiene la esencia de Dios en su propio SER.

Y esa b�squeda espiritual del Ser Divino en nosotros mismos puede iniciarse desde nuestra propia humanidad cuando describo lo que yo soy desde la perspectiva de mis pensamientos, mis emociones y mis acciones. Estos tres componentes (pensamientos, emociones y acciones) se llaman:

a. Componente cognitivo. Es la toma de conciencia de c�mo soy, y forma nuestro AUTOCONCEPTO
b Componente afectivo. Es el trato o afecto que me doy, y forma nuestra AUTOESTIMA
c. Componente conductual. Es el poder que me infundo para afrontar las situaciones de la vida, y forma nuestra AUTOCONFIANZA

Conciencia del bien: YO SOY

En nuestra pr�xima entrada del blog iniciaremos el estudio de cada uno de estos tres componentes del Yo Soy, y que nos permiten escalar en nuestro Nivel del Ser mediante un proceso de transformaci�n interior radical.

_____________________________
[1] Entrevista del periodista espa�ol Ignacio Vidal-Folch a Mario Bunge, art�culo que apareci� en la edici�n impresa del Viernes 4 de abril de 2008 del diario EL PA�S.

Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco
Escuela Gnostica del Ecuador - Mensajes del Director - Jorge Eduardo Medina Barranco
Mensajes del Director
Jorge Eduardo Medina Barranco





Con�cete a t� mismo

Con�cete a t� mismo

Los seres humanos occidentales somos educados para usar nuestro pensamiento racional como una herramienta de juicio, es decir, como una herramienta que nos permite discernir, valorar y opinar. Ese uso racional del pensamiento nos induce a juzgar todo y a todos: clasificamos todo aquello sobre lo que pensamos juzg�ndolo como bueno o malo; bonito o feo; blanco o negro.
En la serie de National Geographic Channel �The Story of God� Morgan Freeman se pregunta: �Los seres humanos somos intr�nsecamente buenos o intr�nsecamente malos? con ese an�lisis racional occidental que caracteriza la educaci�n de nuestro entorno. Una vez m�s yo pens� lo que siempre pienso: �Por qu� �bueno� o ��malo�? �Por qu� no simplemente neutro?
En muchos de mis talleres y conferencias les relato un hecho natural a los asistentes a modo de met�fora para que reflexionen sobre estos juicios de valor con los que hacemos a las cosas y a las personas �buenas� o �malas�: supongamos que una leona sale a cazar y mata una gacela que tiene cr�as; evidentemente, estas cr�as morir�n. Ahora, supongamos que la leona no es capaz de cazar gacelas porque estas se escapan con su velocidad y la leona no puede alimentar a sus cachorros, que se morir�n de hambre. �Qu� es lo �bueno� o lo �malo� en esta situaci�n? �Qu� se mueran los hijos de qui�n? Esa es una ley de la naturaleza: comer y ser comidos. No es ni buena ni mala. Nosotros, con nuestro pensamiento racional, le ponemos valor de bueno o malo. De modo que, insisto, no debemos creer que los seres humanos somos intr�nsecamente buenos o malos. Nuestras creencias, nuestra cultura y nuestro condicionamiento social nos inducen a poner color a lo que percibimos...

La gran traici�n al Nazareno II

La gran traici�n al Nazareno II

Es m�s complicado analizar la gran traici�n al nazareno considerando �nicamente los cuatro Evangelios can�nicos sin tener en cuenta tambi�n los Evangelios gn�sticos que el catolicismo rechaza como herejes.

Desarrollo de la Conciencia

Desarrollo de la Conciencia

Hace ya pr�cticamente un a�o que no escribo en el blog. He estado dedicado a la construcci�n de nuevos Talleres y, sobre todo, un curso de Coaching Espiritual Gn�stico, que han ocupado todo mi tiempo, junto con las tareas ordinarias de reuniones online, personales y colectivas, adem�s de conferencias y talleres que realizo como l�der gn�stico y como profesional de Desarrollo Humano en diferentes ciudades. La cooperaci�n de mi esposa Flor ha sido invaluable en el desarrollo de la parte pr�ctica y din�mica de esos Talleres.

Para reiterarlo una vez m�s, en un sentido gen�rico, el DESARROLLO HUMANO lo he planteado como la adquisici�n de parte de los individuos, comunidades e instituciones, de la capacidad de participar efectivamente en la construcci�n de una civilizaci�n mundial que sea pr�spera tanto en un sentido material como espiritualmente; tambi�n debo decir que el DESARROLLO HUMANO, en el sentido que utilizo el t�rmino, s�lo es posible cuando el individuo (yo como persona) logra un conocimiento m�s profundo de s� mismo, es decir, no tanto de forma externa como de s� mismo en el sentido psicol�gico, para erradicar de sus pensamientos y emociones aquellas respuestas no humanizadoras que surgen en la interrelaci�n con el medio.

No me cansar� de repetir, porque es fundamental entenderlo, que el DESARROLLO HUMANO se centra en el DESARROLLO DE LA CONCIENCIA y los comportamientos que ese desarrollo produce en la persona..

La gran traici�n al Nazareno II

La gran traici�n al Nazareno II

Es m�s complicado analizar la gran traici�n al nazareno considerando �nicamente los cuatro Evangelios can�nicos sin tener en cuenta tambi�n los Evangelios gn�sticos que el catolicismo rechaza como herejes.

Hombres, Mujeres y Humanizaci�n

Hombres, Mujeres y Humanizaci�n

Poco podemos a�adir al demoledor discurso que Emma Watson pronunci� en la sede central de la Organizaci�n de Naciones Unidas en Nueva York. Os invitamos a leerlo y reflexionar sobre la necesidad de unir fuerzas para acabar con la desigualdad entre sexos.

DISCURSO COMPLETO:
�Hoy lanzamos la campa�a HeForShe. Me dirijo a vosotros porque necesito vuestra ayuda. Debemos intentar movilizar al mayor n�mero posible de hombres y j�venes para que sean defensores del cambio. No s�lo queremos hablar de ello. Queremos intentarlo y asegurarnos de que es tangible...

La gran traici�n al Nazareno

La gran traici�n al Nazareno

Para empezar dir� que JES�S, un jud�o ferviente, predica la libertad individual puesta al servicio de nuestros semejantes; en sus ense�anzas en la sinagoga de Nazaret, leyendo un pasaje de Isa�as que dice: << [�] anunciar a los cautivos la liberaci�n [�] a dar la libertad a los oprimidos>> afirma rotundamente que �Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de o�r� (Lucas 4: 16-21). Este es considerado por los te�logos uno de los aspectos esenciales del evangelio de la salvaci�n: el camino espiritual propuesto por Jes�s es camino de liberaci�n; que yo entiendo como liberarse del propio �ego�[1] y todas las amarras y ataduras a las que nos somete la egolatr�a, para ser capaces de amar a nuestros semejantes libres de condicionamientos, cual m�dico que cura a sus pacientes sin preguntarle sus creencias o antecedentes en lo que no sea concerniente a su salud. Y solo cuando nos liberemos del yugo de nuestro ego, nuestro �sat�n� personal, solo entonces conoceremos la verdad y la verdad nos har� libres (Juan 8-32).

Crecimiento Personal

 Crecimiento Personal

El Crecimiento Personal implica un cambio cultural innovador de s� mismo, por tanto un proceso de aprendizaje, en el cual debemos considerar tres factores claves para la construcci�n de esa cultura innovadora. No son los �nicos factores a tener en cuenta, pero s� son lo suficientemente determinantes ante cualquier pretensi�n de Crecimiento Personal como para tenerlos siempre en cuenta. El primer factor es nuestra VISI�N. La visi�n personal de futuro es algo por lo que vale la pena trabajar duro. �Qu� es lo que quieres? Saber responder a esta pregunta es fundamental si en verdad de verdad quieres lograr un Crecimiento Personal. Lo verdaderamente relevante de tu visi�n personal no es tanto su contenido, sino lo que logra, la movilizaci�n de energ�as que puede provocar en tu vida para alcanzarla, porque si sabes lo que quieres fijas tu atenci�n y centras tus pensamientos en el logro de tu meta. Esta aspiraci�n de futuro debe ser los suficientemente ambiciosa, audaz, importante y alcanzable, que busque un logro diferenciador respecto de nuestra realidad actual....

CONTÁCTENOS


HORARIOS DE ATENCIÓN Lun a Vie 09:00 a 17:00
Sábados 09:00 a 14:00


TELÉFONO


PBX: (593-2)2464-532
0993999099 / 0989295743


E-MAIL


info@escuelagnosticaecuador.org
Como nos ha contactado